¿Cómo superar el miedo a vender en Amazon? – !Quiero ser libre!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

INTRODUCCIÓN

Hola todos bienvenidos a un nuevo Video de Libertad Virtual. Hoy os saludo desde Punta Cana, mi paraíso personal, terrenal al que vengo todos los años.

Y hoy estoy acompañado de Álvaro, que es vendedor de Amazon y muchos de vosotros ya le conocéis, y está aquí para acompañarme a hablar de un tema espinoso para la mayoría de los vendedores de Amazon.

Vamos a hablar de un tema muy espinoso que es, el miedo de empezar a vender en Amazon y el miedo en general, que es algo que nos congela, nos paraliza y no nos deja hacer absolutamente nada, nos obliga a mantenernos en nuestra vida, en el día a día que a muchos de nosotros a lo mejor no nos gusta y que nos esclaviza al final del día.

Y que realmente, es simplemente un pensamiento nuestra mente, que no nos deja movernos y nos tiene paralizados.

A mí me gustaría es hablar del origen, de dónde viene ese miedo, ¿por qué tenemos todos ese miedo?

Y, además, a cualquier persona que le preguntes por mucho que te diga, yo no tengo miedo de nada, si te dice la verdad realmente tiene miedos como todo el mundo; otra cosa es que sea capaz de superarlos o no.

 

 

TRANSCRIPCIÓN

Paco

Entonces, de dónde viene ese miedo, ¿cuál es el origen?

Álvaro

Hola a todos; yo creo que, no sé si hay origen claro porque realmente durante toda tu vida vayas donde vayas de están metiendo miedo.

Es decir, tú estás en el colegio y, si no estudias te voy a poner un 1, si no estudias vas a repetir un curso.

Paco

Uh, repetir un curso, que humillación estar con niños más pequeños que tú ¿no?

Álvaro

Efectivamente, es como la humillarte, de si no das la talla afuera, no vales para estar aquí, si no das la talla oye, te pondremos con otros más pequeños, tú serás el mayor, pero encima no vales ni para ellos tampoco.

Paco

Eres un despojo.

Álvaro

Efectivamente, luego también, la propia sociedad, según vas creciendo y vas llegando a una edad en la que puedes empezar a trabajar o puedes empezar ya a meterte en empresas a labrar tu futuro, como quien dice.

Es cuando ya te empiezan un poco a hacer ver que oye, cuidado, que aquí dentro estás muy bien, cuidado que si vas afuera hace mucho frío y lo vas a pasar muy mal, cuidado que tú no vales para otra cosa más que para esto, pero sólo con nosotros, porque sí no, no vas a poder dar el callo y no vas a poder ganarte la vida.

Paco

Eso es, pero vamos un poquito más para atrás, porque yo creo que desde pequeñitos la escuela es una fábrica de moldear al personal.

Porque, desde muy pequeñito ya te empiezan a inculcar ese miedo, yo creo que más que enseñarte, que sí que te enseñan cosas, tus matemáticas, tu ciencia, sus cositas, digamos que, te enseñará a obedecer.

 Ese es el producto principal de la escuela, ¿cuál es el producto? Obediencia, y digamos que ese obedecer se va trasladando año tras año de diferentes formas, a medida que te vas haciendo mayor toma diferentes maneras.

Álvaro

Bueno, en nuestra época era obedecer o palo.

Paco

Eso es, entonces por eso digo que va cobrando diferentes maneras.

La primera manera era muy sutilmente cuando eres muy pequeñito, y luego cuando estábamos en el colegio que nos daban unos palos que para que te cuento.

Que empezamos a ir al colegio en los años 80 digamos, y ahí el que se movía te metía en una somanta de palos que te ponían fino, si no era la regla y te daban con ella en la cabeza con las manos, te daban con los llaveros que tenían en aquella época o con los anillos y te daban en la cabeza.

Álvaro

O con la mano abierta.

Paco

Imaginaos en la época en la que estábamos, como estaba el panorama.

Entonces, el miedo iba por todos los sitios, si no haces lo que tienes que hacer te mete una somanta de palos, y aparte de eso que ya empiezas a caer mal y encima si te tenía que haber aprobado a lo mejor te suspende.

Álvaro

Porque me caes mal.

Paco

O a lo mejor, no sé, un niño que era un poquito inquieto y a lo mejor era más listo de lo normal y se aburría en clase y hablaba mucho, ese pues ya ni te cuento.

Entonces, yo creo que lo hacen muy bien, hasta que llegas a los 18 años y si es que no te han adoctrinado y te han dejado hecho polvo, luego viene la universidad.

Álvaro

Afortunadamente, parece que eso está cambiando hoy en día, y que ya sí que es cierto que se va no tanto a obedece o palos, sino que creo que se va un poquito más al diálogo y al hablar.

Paco

Si, pero, en algunos sitios se les está yendo la olla y les están pasando al es al extremo totalmente opuesto y estamos perdiendo los papeles.

Álvaro

Eso es.

Paco

Porque ya no hay respeto prácticamente por nada y se están perdiendo los valores, eso por otra cosa.

Pero luego, lo que decía es que, si eres capaz de sobrevivir el colegio con sus correspondientes traumas, y tienes la mente relativamente libre, entonces pasas a la universidad, entras en la universidad y no sabes ni lo que quieres ser.

Entras a la universidad, y oye, ¿tú qué quieres ser cuando hay en esta universidad? Pero si tengo 18 años y no tiene ni puñetera idea de lo que quiero hacer, pero ni puñetera idea.

Sí. siempre hay alguno que dice, yo quiero ser médico, o tenista, o lo que sea, lo tiene muy claro, pero eso es el 1% de la gente, del resto de la gente qué hace.

Álvaro

A los 18 años no tienes ni idea hacer, ni estudiar, ni que ser de mayor, ni nada nada.

Paco

Nada, entonces, cuando tienes esa energía brutal, de energía física, mental, de la mente clara, y se pueden hacer infinidad de cosas, entonces no, otra vez seguido a la universidad, encajonarte a palo limpio.

Ahí no te meten palos físicos, sino psicológicamente, como la gota china, que al final después de cinco mil millones de gotas te abre, digamos, el agujero en el cerebro; y el adoctrinamiento, tienes una energía brutal que podrías estar desarrollando en crear un negocio, en desarrollar una idea, en algo, pero no.

Tienes que estar ahí, estructurado, todo el día estudiando teoría, en la mayoría de las universidades no en todas, entonces, cuando tienes esos años maravillosos de plenitud con esa energía y esa creatividad.

No te preocupes que te voy a meter aquí, metido en la universidad, que voy a encargarme de mermando esa energía vital y maravillosa que tienes.

Estoy exagerando un poco, pero ya me entiendes la idea.

Bien, entonces, entras en esa dinámica y si no eres una persona a la que te va estupendamente los estudios puede pasar factura muy fuerte, el primero colegio y luego la universidad.

Álvaro

Si, como que si no estudias no vales para nada.

Paco

Eso es, y luego claro ahí tienes el runrún detrás de la cabeza siempre, cuando en tu casa a tus padres o los amigos de tus padres decían, oye qué buen chico, qué buenas notas se ha sacado, fíjate tiene 2 carreras, y título de inglés, y de todo, lo que haga falta.

Entonces, eso va entrando en tu subconsciente, y si no estás cumpliendo las expectativas puede ser muy dañino.

Y estoy hablando mucho, pero solo quiero decir una cosa más y luego tú me das tu opinión.

Si después de eso, de la parte de la universidad, entras ya en la trampa de, no para todos no vamos a generalizar, la trampa de oye, cógete un creditito y cómprate una casita, y la vas pagando a 30 años.

Álvaro

A 40 o 50 años.

Paco

Y luego te coges otro crédito también, para comprar un cochecito que lo único que hace es nada más sacarlo del concesionario pierde el 10 al 20% del valor.

Y luego ya te casas, porque claro, tienes una novia o un novio, y te casas y estableces una relación, entonces más obligaciones, si tienes hijos ya ni te quiero contar, no digo que sea bueno malo. Tener hijos y familia es maravilloso, para mí lo mejor que me ocurrió en la vida.

Pero, si lo haces demasiado pronto te puedes meter en un lío de armas tomar, que es precisamente lo que el sistema, no voy a decir que es lo que quiere el sistema, pero casi, casi, es lo que quiere el sistema.

Porque a medida que vas entrando en obligaciones empiezas a ser menos libre y te va atando.

Álvaro

Y aumenta el miedo.

Paco

Eso es, el sistema te ata, tienes responsabilidades, tu mujer o tu marido, tus hijos, tienes que cumplir con las deudas que tienes que pagar todos los meses, la hipoteca, el coche, esto lo otro.

Entonces, entras en una dinámica y es una trampa perfecta si te pones a analizarlo.

Colegio, universidad, trabajo, trampa. Y claro, dices, algún día me gustaría montar una empresa.

Álvaro

Si, pero estoy tan pillado que es imposible.

Paco

Y pasan los años, ¿y qué vas pensando?

Álvaro

Al final también los sueldos en la empresa en general son bajos, y entonces te da justo para pagar la hipoteca, el coche, el colegio, el perro si tienes e irte de vacaciones a un apartamentito.

Y, dices, qué negocio voy a montar, si no tengo un duro, si mi sueldo me alcanza para lo justo y para tener medio capricho, pero no para poder decir, ¡venga! me montó una empresa y se acabó.

Paco

Y para entonces tu cerebro ha sido moldeado de tal forma que es incapaz de salir al exterior, es decir, se encuentra en matrix, se encuentra en una cárcel y no ve los barrotes y pasan los años y va a una comida con los amigos, y dice, un día de estos tengo pensado montar una empresa, y al final lo que quiere decir es, un día de estos quiero ser libre.

Lo que realmente está diciendo es un día de estos quiero ser libre.

Álvaro

Pero, decir un día de estos no lleva a nada, hay que hacerlo y tomar la iniciativa e intentar salir de esos los grilletes que tienes y que te permiten no ser libre y muchas más cosas, no tener salud, no ser feliz, estar amargado y en definitiva no tener las riendas de tu propia vida.

Paco

Eso es, porque mucha gente dice, es que tú eres muy avaricioso, es que tú quieres ganar mucho. No, no perdona, no te confundas, yo lo que quiero es ganar mucho dinero para ser libre y que nunca ocurra nada.

Pero no solamente a mí, que yo tengo 4 necesidades a estas edades, a lo mejor cuando tenía 20 años si me quería comprar un cochazo, pero ya no es el caso.

Lo que quiero es ser libre, pero que mis hijos y mi familia sean libres y que a lo mejor no tengan que pasar por los momentos que yo he pasado.

Álvaro

Claro, es que cambian tus prioridades porque cuando tienes 19 años lo único que haces es pensar en gastarte, 40.000 € o 50.000 en comprarte un cochazo con un crédito, y cuando tienes ya una edad un poquito más avanzada, con tal de tener un coche que te lleve de un lado para otro pues está bien.

Y, lo que quieres es tener el dinero para venirte para acá a Punta Cana cuando te dé la gana, o para trabajar desde casa tranquilamente y para no tener que dar cuentas a nadie, que yo creo que al final es lo más importante de todo.

No tener que dar cuenta absolutamente a nadie, ni que nadie te diga lo que es lo mejor para ti porque tú no lo sabes.

Pero cuando estas en esa pirámide, en esa vorágine, dices, igual sabe mejor que yo lo que lo que me conviene.

Paco

Porque tiene más años de experiencia.

Álvaro

No, no, él te va a decir lo que te conviene porque es lo que a él le conviene, entonces, lo que a él le conviene es decirte lo que a ti te conviene para que él pueda seguir ganando dinero a tu costa.

Paco

Eso es. Al final, esto no es cuestión de ganar dinero a mansalva para despilfarrar, esto es cuestión de comprar la libertad.

Primero la tuya, obviamente, y amarte a ti mismo para luego amar a los demás, porque si pretendes amar a los demás y todavía no te amas a ti mismo, es muy complicado.

Entonces, primero compra tu libertad y después compra la de los demás, los que tienes alrededor tuyo, empiezas por tu familia y luego si puedes ayudar a los amigos pues también, si puedes ayudar al prójimo y no le conoces de nada, pues también.

Pero uno tiene que empezar consigo mismo, y al final es eso, lo que compramos es la libertad.

Álvaro

Y sobre todo, yo creo que también el problema luego es cuando empiezas a trabajar, no porque la vida es como un embudo donde como decías tú, estudias, luego la carrera universitaria, y si no haces la carrera universitaria ya la sociedad dice, pero este a dónde va, este loco, es que no vale para nada, este para lo único que vale es para pintar el techo, nada más.

Entonces, te metes a la universidad, te metes al embudo, pero luego acabas la universidad y si parece que no trabajas para una empresa que te paga una nómina a final de mes también eres un poco raro.

Y luego dices bueno, ya tiene tienes veintipico de años debe venir algo mejor, porque ya puedes tener tus decisiones y ya sabes un poco lo que quieres, pero no, vas a peor todavía.

Porque, ya hay empiezan también los egos, tu jefe te dirá lo que te conviene en base a sus necesidades no a las tuyas y para eso te intentará meter todo el miedo que pueda, para que no te vayas, para que trabajes 27 horas diarias, porque luego de que trabajes 24 horas diarias después vas a poder crecer.

Y, en vez de ser un soldado raso, vas a poder ser un soldado medio que vas a poder tener a 3 soldados rasos a quien mandarles, ya mandas.

Entonces, te metes en un agujero cada vez más profundo.

Paco

Y qué curiosa es la jerarquía de las edades ¿verdad? Oye, que es que tienes 25 años, o es que tienes 30 años, es que no te corresponde.

¡Pero cómo que no me corresponde! Entonces, te han enseñado a cumplir con esas reglas, con esas expectativas.

Es que yo todavía tengo unos 35 años, es que todavía no soy digno.

Yo a veces tengo reuniones con gente, con amigos, y digo ¿pero a qué esperas? Esperas a que alguien venga alguna vez a decirte que es que eres digno, para coger lo que realmente te pertenece.

Álvaro

No va pasar nunca.

Paco

O te levantas por la mañana y coges lo que te pertenece, o nadie va a venir a dártelo, nadie, el problema es que la gente piensa que en algún momento llegarán a cumplir con las expectativas, a cumplir con el trabajo y serán aptos, y entonces alguien bondadoso de buen de buen espíritu vendrá dirá has llegado, ahí está el arco delo triunfo, pasa por allí, vete a caja y recoge lo que has estado esperando durante los últimos 40 años.

Pero eso nunca ocurre.

Álvaro

Porque el arco está siempre igual de lejos, nunca vas a llegar al arco jamás.

Y luego, la empresa donde trabajas, hay que tenerlo claro también, es tu enemiga, no es nunca tu amiga.

Paco

Que duro suena eso ¿no?

Álvaro

Es muy duro, para la gente que ha estado 15 o 18 años en la misma empresa, es muy duro.

Porque después de muchos años dices, yo aquí tengo mucha gente conocida, tengo muchos amigos en la empresa, nos vamos de vez en cuando a tomar una cervecita juntos, nos echamos unas risas, es gente que me ayuda.

¡Ostia! cuando se tuerce un poco la cosa, esto es como los cangrejos cuando los ves en la playa, o sea, se meten todos debajo de la arena, pero vamos, a unas velocidades hipersónicas.

Paco

Efectivamente, la empresa no duda ni un nanosegundo en fulminarte, en decirte, eres muy buen chaval, te quiero mucho, has prestado 30 años de tu vida, los mejores años de tu vida aquí, pero…

Álvaro

Ya no gano contigo.

Paco

Claro.

Álvaro

Así que, muchas gracias, ¡buenos días!

Paco

Es un ente impersonal que cumple con su objetivo, y ojo, no va a aparecer aquí que somos anticapitalistas, no.

Somos capitalistas, creemos en la meritocracia y creemos en que hay que trabajar duro y ganarse las habichuelas, nada de regalos como prometen todos los políticos permanentemente que al final todo es gato por liebre y te engañan, por un lado te dan y por el otro lado te quitan el triple.

Álvaro

Y luego está el tema, de cuando la empresa viene a evaluar tu año.

Paco

Si, vamos a hacer un 360.

Álvaro

Vamos a evaluarte el año, yo siempre comparo la evaluación de las empresas como cuando vas a vender un coche y vas a una compraventa de estos de segunda mano, donde sea, a vender el coche.

Y, te dice, tu coche vale 5.000 , pero aquí tiene una rayita ya 4.000 , ¡oh! espérate que le falta un tapacubos ya 3.000 , es que hay que limpiarlo te doy 2.500 .

Y tú, pero perdona, valía 5.000 y por una rayita y dos tonterías vale 2.500 , o sea, esas tres rayitas valen lo mismo que el coche entero.

Es exactamente igual en la empresa, es decir, vamos a evaluarte, pero te acuerdas aquel día de enero,  que mandaste un correo y tal y que contestaron y no les gustó mucho tu correo, ¡uf! Mal, mal, mal.

Oye, te acuerdas de aquella presentación con el azul turquesa como te pedí y lo hiciste en azul marino, mal, mal, mal.

Pues mira, por eso solo, tu calificación este año es regular.

Oye perdona, y las 12.500 cosas más que he hecho, ¿dónde están? Dónde está evaluado, es exactamente igual.

Es una evaluación de arriba hacia abajo, cuando te estás dando cuenta ves que el que te evalúa es, no sé cómo catalogarlo, no me gusta decir la palabra que estoy pensando, pero te das cuenta que al final es un pobre hombre.

Paco

En muchos casos si, entonces, al final la conclusión de todo esto es que tienes que pensar que, si vas a pasar por ese calvario, y volvemos a decir que no a todo el mundo le ocurre, pero la gran mayoría, sobre todo la gran mayoría de los que nos está escuchando.

Si vas a pasar por ese calvario, pues intenta lanzarte a crear tu propio negocio, intenta ser un emprendedor, porque al final si, las vas a pasar canutas, vas a sufrir, vas a trabajar un montón.

Pero, al final lo estás haciendo para ti y al final muy probablemente a la larga trabajes muchísimo menos de lo que trabajarías y sufrirías es muchísimo menos de lo que sufrirás trabajando para otro.

Álvaro

Sufrir si, seguro, al final esto es un negocio y el negocio de Amazon es totalmente escalable, es decir, oye puedes tirar pa lante hasta que hasta que te canses.

Cuando te canses dices, oye mira, ya tengo x productos voy a tirar un añito o solamente con estos productos y gestionando sin lanzar nada más.

Pero bueno, también que decir que no todo el mundo nace para emprender, o sea, hay gente que dice, yo con mis 1.500 de nómina de sueldo estoy bien, estoy contento, me pagan la nómina, yo no quiero más líos, tengo un trabajo de 8 am a 3 pm en el que ya no pido más ni quiero nada más.

Cada uno es libre.

Paco

Es decir, no se nos vaya a ofender aquí la gente; siempre y cuando uno sea consecuente consigo mismo y diga, oye yo aquí estoy feliz, pues perfecto.

Pero qué ocurre, que la mayoría de la gente que trabaja para otros no es feliz y está todo el día quejándose.

Álvaro

Exactamente, si es feliz perfecto, pero si no eres toma las riendas y toma tus propias decisiones, no dejes que nadie las tome por ti, porque si tomas tus propias decisiones y te equivocas, pues te has equivocado tú mismo, pero si alguien toma tus decisiones por ti y se equivoca ya no eres ni dueño de nada.

Paco

Porque además, ¿qué vida es esa de vivir día tras día levantándote por la mañana con una infelicidad y un sufrimiento? Es mejor apagar la luz y me voy de aquí.

No se puede vivir así, entonces qué opción te queda, pues tirar para adelante e intentar crear tu propio negocio y ser libre, si es que no hay otra, cuando no eres feliz lo que tienes que hacer es tomar acción.

Porque no es alternativa vivir, así como un esclavo, sufriendo todo el día no es una alternativa.

Entonces, dentro de todos los negocios que se pueden crear ya sabemos perfectamente mi opinión y la tuya, yo creo que el negocio de Amazon es el negocio más eficiente que existe, el que menos riesgo tiene económicamente y de tiempo inmediatamente se puede saber si vas a tener resultados o no.

El riesgo monetario es muy pequeño, porque al final tú y yo sabemos perfectamente que lanzas un producto, no te va bien, y le bajas el precio a breakeven o lo que sea, y como mucho puedes perder un pelín, pero al final se recupera.

Álvaro

Por mucho poder perder las unidades que has regalado para intentar posicionarte, si has hecho un VINE o lo que sea.

Pero bueno, al final eso no es mucho.

Paco

Y ya como conclusión para no aburrir demasiado al personal; al final, cuando la gente está triste en un trabajo y no sabe qué hacer, al final yo creo que lo que tiene que hacer es pensar, ¿es prefiero tirarme en los próximos 20 o 30 años de mi vida de esta manera? Y que pase ese tiempo y después lamentarme y pensar es que fui un perdedor porque no lo intente.

Es decir, fustigarte por miedo porque no lo intentaste, no lo intente, pero qué hubiera pasado si lo hubiera intentado.

Álvaro

No lo sabrás.

Paco

Pero claro ya es demasiado tarde, nadie sabrá, o intentarlo y por lo menos quitarte ese gusanillo y decir, oye mira, no ha funcionado.

¿Qué es lo peor que puede pasar? Que no funcione, pero es que lo he intentado y te queda esa satisfacción de decir, oye lo he intentado, he intentado he hecho lo que tenía que hacer. Y no he dejado que el matrix, esté matrix increíble que nos rodea que hay que darles un crédito impresionante porque han hecho un trabajo excelente.

Porque es un trabajo excelente, desde quién sabe no 100, 200, 300, 500 años que llevan tejiendo está esta red, esta telaraña de adoctrinamiento y de manipulación de masas.

Y, si quieres dejar que ese matrix te arruine la vida, cada uno tiene su elección.

Yo creo que ya ha quedado claro ha nuestro punto de vista.

Álvaro

Totalmente. Aquí también es importante que estamos hablando digamos, del mundo ideal, de lo perfecto, de lo que nosotros hemos hecho, de lo que consideramos también que es lo ideal para que una persona que sea infeliz o que no esté a gusto en su adoctrinamiento actual, pueda cambiar su vida.

Pero, también es cierto que hay que cogerlo un poco también con pinzas, cada circunstancia personal de cada uno de vosotros entiendo que es diferente, cada circunstancia de un padre o una madre, cada uno tiene sus propios condicionantes y sus propias necesidades y su digamos su vida actual.

Entonces, lo que intentamos con este vídeo es que cada uno reflexione fríamente en la almohada si puede encajar todo lo que hemos comentado en su vida, y que quizás no de hoy para mañana, pero sí planificando y poco a poco ir cambiando su vida a poder dejar “la esclavitud” y ser libre poder tomar sus propias decisiones y ser feliz que al final es lo que todos estamos buscando.

Paco

Si, a lo mejor nos hemos venido un poquito arriba demasiado rápido.

Álvaro

Si, pero porque yo hace un año y medio estaba sumido en el pozo más profundo, y ya me veis ahora donde estoy.

Entonces, mi cambio yo le he podido hacer de una forma bastante radical.

Paco

Radical y rápida.

Álvaro

Y yo estoy ahora muy feliz, entonces me vengo arriba y Paco también por qué ya sabéis cómo es el.

Paco

Si, porque la gente igual piensa, es muy fácil todo lo que estáis diciendo, pero, es que mi circunstancia personal es muy complicada, y lo entendemos, también os queremos hacer ver que todo es posible, si no se puede hacer de la noche a la mañana, pues a lo mejor de hoy para de aquí a 6 meses.

Álvaro es el ejemplo perfecto que cambio ha cambiado su vida radicalmente, y bueno que se puede hacer, y que animamos a todo el mundo que lo intente por lo menos.

Álvaro

Y por lo menos analizarlo, pensando fríamente con almohada, con quien tenéis que comentarlo e ir madurándolo, igual a veces requiere hacer una planificación, vale de cuáles son los pasos que yo voy a seguir para poder optar mi libertad.

Que esto no es tan sencillo como decir, oye, por cierto, que mañana no vuelvo al trabajo hasta luego Lucas, no.

Eso igual no es tan sencillo, igual hay que hacer una planificación, yo también hice una planificación de cuáles iban a ser mis próximos pasos, cómo yo iba a hacer, etcétera.

Entonces, por lo menos pensarlo y analizarlo, ver si de alguna manera posible lo podéis cambiar y si se quiere y no sois felices.

Porque también es importante, si sois felices en vuestra vida actual perfecto, se puede, pero por lo menos pensarlo, analizarlo y ver si podéis ir a tener una buena vida, una felicidad y ser libres para poder hacer en cada momento lo que os dé la gana, dentro de las circunstancias de cada uno y de la vida actual que nos lleva.

Paco

Efectivamente.

Entonces, Álvaro, muchas gracias por tu sabiduría, por acompañarme y nos vemos en el próximo vídeo chicos chao.

Álvaro

Hasta luego.

Espero que os haya gustado el video, y para todos aquellos que queráis aprender más sobre el mundo de Amazon, os animo a que echéis un vistazo a mis cursos, sin más que decir ¡Muchas gracias y hasta la próxima!

Recent Posts

Glosario GRATIS de Amazon

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe un GLOSARIO GRATIS con todos los términos para entender y dominar Amazon.