¿Cómo Te Programan Para Ser Pobre?

INTRODUCCIÓN

Hoy me acompaña mi amigo Álvaro, y vamos a tratar un vídeo que atañe o afecta al 99% de la población, prácticamente, está dado a aquellas personas que viven con ansiedad, con sufrimiento, con estrés porque tienen unas labores o unos trabajos que no les gustan, trabajan para un jefe o una empresa que les desagrada totalmente, quisieran buscar una salida a esa situación, hacia, digamos, la libertad financiera, la libertad de hacer lo que quieran, trabajar donde quieran, estar más tiempo con su familia, etcétera, etcétera.

Pero no pueden porque están paralizados por el miedo y realmente ese miedo no les permite hacer absolutamente nada, y están siempre en esa misma situación.

En primera instancia, vamos a analizar cómo nos manipula la sociedad, el sistema, las empresas, el gobierno, etcétera. Y después, vamos a ver cómo podemos encontrar soluciones a esa parálisis que nos causa el miedo y cómo podemos dar cada vez, pequeños pasitos más hacia esa libertad que todos buscamos.

 

 

TRANSCRIPCIÓN

Paco

Así que, bienvenido, Álvaro. ilumínanos con tu sabiduría.

Álvaro

Un placer estar aquí con todos vosotros. Bueno, como comentaba Paco, al final vivimos en una sociedad en la que continuamente nos sentimos manipulados y nos vienen manipulaciones por todos los lados.

Primero, por supuesto, del entorno laboral en donde estamos hoy en día. Yo creo que no voy a decir todas, porque, bueno, igual alguna se salva, pero el 99% de las empresas lo que hacen es manipular a sus empleados para conseguir lo que quieren de ellos, y esto es muy importante porque muchas veces esa manipulación no la vemos, no la sentimos, no la notamos hasta que no somos capaces de salir de ella y decir: “Madre mía, lo que he hecho, lo que he llegado a hacer y lo que me he tragado de historias que me han contado rocambolescas simplemente por tenerte sometido por tenerte sometido en ese trabajo de semiesclavitud moderna que, desgraciadamente, muchos tenéis, y muchos hemos tenido”

Paco

Tú y yo hemos tenido y hasta que no eres capaz de abstraer, vale, porque estás ya en otra dimensión, en otra longitud de onda, y eres capaz de abstraer y ver realmente lo que te ha sucedido, no te das cuenta.

Álvaro

Y muchas empresas utilizan métodos muy sutiles en plan de: “No te preocupes que vamos a invitaros, ya veréis, una vez al año, vamos a hacer una cena de verano, una cena de Navidad, donde os vamos a decir lo buenos que sois y lo maravillosos que sois y lo extraordinario que estáis en una empresa extraordinaria que está en continuo crecimiento y que aquí vais a tener es vida, vais a tener recorrido para toda vuestra vida”. Y al final, hay un momento en que te lo acabas creyendo.

Paco

Hacen casi como un culto, ¿no?

Álvaro

Efectivamente, donde te hacen ver ciertas cosas de decir: “Oye, que estás en la mejor empresa del mundo, vamos a hacer una cena de Navidad fabulosa, etcétera, etcétera”. O cuando, de repente, me encanta esta frase: cuando te dicen: “No te preocupes que estás un poquito descontento, lo sabemos. Pero te vas a meter en el próximo proyecto estratégico de la firma”. Que tú, por ejemplo, que vives en España, te van a enviar a Sudáfrica a un proyecto, ¿no? Y tú estás todo orgulloso de que te han metido en un proyecto estratégico y por detrás, tus jefes están, digamos, partiéndose de risa, diciendo: “Este proyecto estratégico no sabe que va a currar 16 horas al día durante los próximos tres meses. Y le hemos dicho, y le hemos dicho que se va a Sudáfrica tres meses. Pero bueno, luego ya veremos”

Y tú te lo crees porque te sientes importante. O sea, un proyecto estratégico de la firma, sabes, si lo cuentas a todos tus compañeros, y tus compañeros, incluso, te tienen envidia. Pero al final, lo que han hecho es venderte que va a ser un proyecto estratégico para que tú te sientas orgulloso. Y encima, seas capaz de trabajar 16 horas al día. Porque esto es muy importante para la empresa.

Paco

Claro, eso de los proyectos estratégicos está muy bien porque también, cuando alguna persona se quiere salir del matrix y dice: “Oye, que me voy”. Entonces mandan ahí a los hombres de negro, le hacen una reunión y le dicen: “Bueno, chaval, es que tú estás un poco desubicado. Que ahora mismo estás un poco nervioso, no sabes realmente lo que quieres. Pero mira, como dice Álvaro, te vamos a meter un proyecto espectacular. Aquí solo metemos al top 1% estratégico. Vas a viajar en business, un hotel de cinco estrellas” Y claro, al principio, como eres joven y un poquito inocente, vas encantado.

Y luego van pasando los años y al final ves que no hay manera de prosperar y que nadie jamás va a venir a salvarte, que solo te vas a salvar tú.

Álvaro

Claro, porque luego, otra palabra que a mí me encanta de las empresas es: “No te preocupes que aquí se asciende por meritocracia”. Cuando te cuentan eso, el que te lo cuenta está, digamos, tirando por el suelo de la risa; en las empresas se crece por peloteo, así de claro. Es decir, ni meritocracia ni nada de eso.

Es decir, aquí lo que pasa, que obviamente, es otra manera de engancharte, dicen: “no te preocupes que el año que viene, en vez de ser junior de primer año, eres junior de segundo año y al año siguiente vas a ser senior”

Paco

Dinos qué pasa cuando te venden la moto de que vas a llegar a ser socio dentro de la empresa. ¿Eres realmente socio después de 20 años que te has dejado la piel? ¿Eres socio?

Álvaro

No, eres nada.

Paco

Pero, ¿qué significa cuando dicen que son socios?

Álvaro

O sea, al final, lo que significa que eres socio es que vas a currar mucho más que cuando no eras socio, te dan el título, pero a cambio de darte el título supone currar ya como un auténtico descosido. Es decir, si antes currabas 14 horas diarias, ahora curra 14 horas, pero 7 días a la semana.

Paco

Pero realmente, de qué eres socio, no eres socio de la empresa principal.

Álvaro

Eres socio de una subsidiaria que han creado, donde hay unas cuantas participaciones de una empresa que realmente no es la que gana el beneficio. No es la que tiene el beneficio, sino que, digamos, “oye, que en esa empresa de chichinabo tenemos a 50 socios. Pues venga, vamos a darle, eh, yo qué sé, 100,000 o 200,000. Me da igual la cantidad o 1 millón de euros para repartir entre esos socios”. Pero realmente, tú no eres socio de la empresa que realmente gana la pasta y tiene el beneficio real. Vale, eso es muy importante. Y luego, también una cosa: esa empresa, eres socio, pero esa empresa no sube, digamos, de cotización. Por lo tanto, si a ti te ha costado 50.000 entrar, el día que te vayas, tu participación en esa empresa no vale 500.000. Sigue valiendo lo mismo, exactamente, 50,000. Por lo tanto, es un auténtico engaño lo de socio.

Paco

Vale, ahora vamos a pasar de cómo te manipulan las empresas a cómo te manipulan los gobiernos. Voy a mencionar un par de cosas de cómo te manipulan, la primera es cuando salen los presidentes o los políticos de turno, un ministro, por ejemplo, de trabajo, y te dicen: “Todo el mundo tiene derecho al trabajo”. Entonces, eso es digno de análisis, porque realmente, vale, depende del trabajo que tengas, no. Y lo que tú, cómo definas el trabajo. Pero yo no conozco a nadie que realmente quiera trabajar.

Entonces, depende cómo defines el trabajo, como lo define el gobierno, digamos. Es currar en una situación de semiesclavitud, pagando tus impuestos, etcétera, etcétera. Entonces, ellos dicen: “Derecho al trabajo”. Es decir, lo que hacen es añadir una palabra positiva, que es “derecho”, a una palabra con connotaciones negativas, que es “trabajo” de tal manera que consiguen que esa palabra negativa ya tenga una connotación positiva.

Álvaro

Correcto, entendido como trabajo de semiesclavitud moderna, que es lo que hay hoy.


Paco

Porque hay todo tipo de trabajo, lo que hacemos nosotros realmente no es trabajo porque es un hobby y nos lo pasamos estupendamente, pero eso es, digamos, una operación psicológica.

Otra forma de manipulación con el tema de los impuestos, no en España en concreto. Pero esto pasa en muchos países. Dicen, “Oye, el tema de las rentas altas, no vamos a subir los impuestos, vamos a castigar a todos aquellos que están ganando demasiado dinero, aquellas rentas altas que son de 150,000 para arriba”. Y tú dices, “Espera un momento, espera, espera, time out como en el basket. Time out, eh, 150,000 a un tax rate, un porcentaje positivo del 50%, te quedan 75,000 aproximadamente, como muchos 80,000.

Tienes una familia con dos o tres hijos, que les mandas al colegio, no sé, un viaje a Inglaterra de vez en cuando, alguna vacación esporádica, etcétera, y tienes que pagar renta o una hipoteca, más una comida mínimamente decente si no te quieres morir de asco comiendo siempre la misma porquería, y comer comida orgánica, vale, como antaño, no la porquería que nos dan hoy en día. No llegas a final de mes.

Entonces, daros cuenta del grado de manipulación que también el gobierno ejerce sobre todos los ciudadanos. Vale, y poco a poco, pues eso, a través del sistema mediático que está absolutamente comprado, porque no es un sistema mediático de información, sino es un sistema de propaganda, ni el propio gobierno, que ya sabemos quién hubiera soñado un sistema de propaganda como el que existe hoy en día, de manipulación de masas y de comida de tarro, que existe en la sociedad y que la mayoría de la sociedad no se da cuenta.

Y aunque se lo cuentes, pues no, no, no es capaz de percibirlo, porque su consciencia no está vibrando en ese nivel.

Álvaro

Porque es cierto que tanto los gobiernos en general, sociedad, manipulan muy bien, y saben hacerlo muy bien, y las empresas también saben cómo manipularte muy bien, y cualquier cosa que hacen, no es por tu bien, no es por un tema de interés propio, y por un tema de, “Oye, que no hagas del redeal en cualquier aspecto, no, que no salgas del redeal, tenerte controlado, y chaval, tampoco pienses demasiado, vale”. Y esto, al final, ¿qué es lo que sucede? Que poco a poco se te va metiendo en tu cabeza, en tu chip, y cada vez se va haciendo más grande dentro de tu cerebro, y te lo vas creyendo más, y te lo vas creyendo más, porque en el fondo, al final, te dejas manipular, obviamente te dejas manipular, y llega un momento que dices, “Ostras, ¿y cómo salgo de aquí?”.

Paco

Claro, porque es muy difícil enfrentarte a ti mismo, a tu propia programación, ese chip que permanentemente está en bucle funcionando ahí en el background. Y se repite una y otra vez. Tienes que luchar contra ti mismo, contra tus creencias, y es la gran batalla de la que yo siempre hablo, la más difícil, la que nadie quiere luchar.

Álvaro

Una vez que nos han manipulado, ¿cómo podemos vencer ese miedo?

Paco

Eso es, vamos a pasar ahora a la parte práctica a tomar acción, porque es un camino muy largo. Esto no es de “venga, hago cuatro cosillas y salgo de todo esto”, no, esto es un camino de una vida entera, de lucha contra el sistema, contra ti mismo, e ir implementando poquito a poquito y dando pasos hacia adelante.

Álvaro

Entonces, lo importante de todo esto es, lo primero, darte cuenta de que te están manipulando, darte cuenta de que realmente la sociedad, en todos los aspectos de la vida, te están manipulando. Y, por supuesto, si estás trabajando por una empresa que realmente lo que están haciendo es: “Oye, que ojo, que tú eres un número, y tú estás aquí para nosotros, para que nos des valor a nosotros, que a ti te damos cuatro migajas te damos 80,000 eurillos que es mucho dinero” Por ejemplo en España es mucho dinero, porque al final no dejan de ser migajas, ¿vale?, cuando te metes en otro mundo…

Paco

Discúlpame que te interrumpa, yo lo que quería decir antes que se me ha ido la onda, es que la riqueza es relativa, entonces tú siempre te comparas con las cuatro o cinco personas que tienes alrededor, tus amigos de toda la vida, tus familiares, tus primos, tus tíos, y dices, “Bueno, yo estoy como capitán general, estoy ganando 100,000 euros”. Entonces, como es relativa, tú te sientes bien y la sociedad, el sistema, dice, “Perfecto, ya he conseguido lo que yo quería”.

Pero no eres capaz de llegar al siguiente nivel y darte cuenta de que a lo mejor 150,000 es, pues lo siento decir, a mucha gente no le va a sentar bien, pero son cuatro puñeteras perras, vale, son cuatro puñeteras perras. Okay, entonces, bueno, que sepáis que la riqueza es relativa, que hay que cambiar el chip, y que como dice Álvaro, el primer paso es darte cuenta de que te manipulan. Y sabiendo que esa tabla madre, como en las computadoras, como los ordenadores, siempre va a estar ahí dentro, siempre va a estar corriendo ahí detrás como un programa, no, que está permanentemente siendo ejecutado, pero tienes que luchar contra ella y decir, “Okay, perfecto, tú sigue ejecutándote, pero yo sé que estás ahí, y ya te conozco, y sé cuáles son tus debilidades, y cómo me estás manipulando. Y a partir de ahora, voy a poner los mecanismos necesarios para que esto no siga ocurriendo”

Es como cuando tienes un bebé que te molesta mucho, estás en un restaurante y te molesta y está llorando, desconecta, desconecta, no dejes que te moleste.

Álvaro

Y encima, el problema es que no eres feliz, realmente, o sea, no eres feliz, o sea, no puedes ser feliz en un trabajo a 10,000 km de distancia, trabajando 16 horas diarias, es imposible ser feliz. Simplemente porque te llamen un día y te digan, “Oye, estás haciendo muy buen trabajo, el año que viene, chaval, junior de segundo año, te lo has ganado”, y tú dices, “Qué contento estoy”, no, realmente, no, realmente estás todo el año muy, pero muy fastidiado.

Y realmente lo que pasa es que, como saben esas empresas, esos gobiernos, etcétera, que llegas el año muy quemado, muy fastidiado, pues sabes cuando te dicen, “No te pre subimos el sueldo un 20%, en vez de ganar 1,200, vas a ganar 1,400” Y, además, te vas a decir, “Junior del segundo año”. Y el año siguiente lo empiezas contento, sabes contento y feliz, con tu junior del segundo año y ganando 200 euros más que sinceramente, 200 no da para mucho.

Paco

Ahora quiero hacer una pequeña alusión a cuando lo que hemos hablado antes de cuando las empresas te contratan, no, que es tu ilusión a lo mejor ir a una consultora de mucho nivel y cuando vas a las entrevistas y no te contratan, si tú no das la impresión de que eres una persona inteligente, número uno, vale, porque quieren gente inteligente y trabajadora, y además eres capaz de ser una persona sumisa hasta más no poder, vale, porque eso es lo que buscan, buscan sumisión, no buscan gente emprendedora, que realmente quiera iniciar cosas y tenga afán de superación. Buscan gente obediente, gente sumisa, y gente que está en la empresa toda la puñetera vida.

Lo que me pasaba a mí cuando era joven, iba a esas entrevistas sin saber realmente lo que buscaban. Y bueno, pues era yo mismo. Entonces, por supuesto que, en esas, pues no me contrataban ni de milagro.

Entonces, que sepáis que realmente ellos, las empresas, dicen una cosa, pero luego actúan de otra manera completamente diferente, buscan otro tipo de perfil.

Álvaro

Y el problema es que tú te vas a casa super contento diciendo, “Me han cogido una multinacional americana” y tú te sientes super orgulloso de formar parte de ese mundo y el que te ha contratado está partiéndose de risa y tú super orgulloso porque formas parte de esta familia. El otro día, fijaros, otro día vi en Linkedin, no voy a decir el nombre de la empresa, que había contratado a un montón de gente, y en un auditorio, había hecho la presentación inicial, digamos, del curso, y qué habían hecho los tíos, o sea, que me parece vergonzoso, les habían dado a todos una camiseta amarilla, y era una foto donde veías, a todos los recién incorporados con una camiseta amarilla, por supuesto, los moderadores de allí que eran un socio de recursos humanos y tal, no, ellos con su con su traje bien vestidos y tal. Pero todos los demás con una camiseta amarilla como si fuera, una auténtica secta. Yo veía la foto y te juro que se me ponían los pelos como escarpias, y obviamente el de recursos humanos más orgulloso de que había engañado a 500 tíos a ponerse una camiseta amarilla. Y si hace falta, saltar a la pata.

Paco

Sí, pero él mismo que va con traje y corbata que es otro currela, es otro currela que no se ha dado cuenta de que a él también le están tomando el pelo, vale, porque hay diferentes niveles de tomadura pelo, claro, lo que pasa, diferentes capas de operaciones psicológicas.

Álvaro

Según te vas cansando, te van dando un poquito más de responsabilidad, un poquito más de sueldo.

Entonces, ya duras otro año más y ese, efectivamente, está en otra capa.

Paco

Pero que sepamos que los trajes y las corbatas son la versión, actualizada de las camisetas amarillas.¿Cuál es el siguiente punto?

Álvaro

Entonces, vamos a ello. ¿Qué vamos a hacer? ¿Vamos a seguir como hasta ahora o vamos a hacer un cambio? Os vais a arrepentir en un futuro de no haber tomado decisiones, es decir, vais a permitir que toda vuestra vida estéis amargados de la vida en un trabajo que no os aporta nada, que no va estar con vuestra familia. Y cuando llegáis al lecho de muerte, digáis: “Vaya de vida que he tenido”. Así de claro es, muy duro lo sé, es muy duro, pero es la realidad.

Y hagáis una retrospectiva de vuestra vida y digáis: “Ostras, he sido un sumiso.

Paco

Un cobarde, porque hay que respetar a todo el mundo, hay gente que le encanta su trabajo, que está toda la vida en esa empresa. Oye, le va perfecto. Ahora, estamos hablando de la gente que está sufriendo y no quiere estar donde está. Entonces, lo primero que tienes que hacer es saber que te vas a morir, que la vas a palmar y mucho antes de lo que tú piensas. Entonces, ¿tú quieres estar ahí en el lecho de muerte pensando, hablando con tus hijos, con tu mujer, y decir: “Fui un puñetero cobarde de no hacer lo que yo quise”

Álvaro

Y no solamente eso, sino pensar: “Lo siento mucho, familia. Lo siento mucho que no os he podido dar la vida que os merecía y no hemos tenido, no hemos podido tener la vida que nos merecemos” Que es una vida de libertad. Ojo, de libertad responsable, no significa libertad para hacer lo que me dé la gana en cada momento.

Paco

No significa libertinaje para estar todo el día tocándome las narices sin hacer nada y ser un puñetero vago.

Álvaro

Es libertad para tomar las decisiones correctas en cada momento de forma responsable, porque, por supuesto, tengo que pagar unos hijos del colegio, tengo que comer, tengo que vivir, tengo que pagar una hipoteca. Por supuesto, pero ¿para qué? Para que nadie me tenga que decir lo que tengo que hacer en cada momento. Para decidir yo, ahora tengo que trabajar y ahora si quiero, trabajo 14 horas. ¿Qué os pensáis que Paco y yo no trabajamos muchos días 14 horas?

Paco

Fines de semana, en Navidades y todo, todo lo que hace falta.

Álvaro

Pero es una decisión nuestra, personal. Si hoy no me da la gana trabajar, pues no trabajo y se acabó, me voy a con Las Garzas que hemos visto antes, con una cestita, a tomarme la merienda y nadie me tiene que decir ni dar explicaciones de lo que voy a hacer o no voy a hacer. Sino que tomo decisión libremente de hacer lo que yo quiero hacer de forma responsable en cada momento.

Paco

Efectivamente, eso es muy importante, tomar responsabilidad y no significa que vamos a estar aquí tocándonos las narices todo el día, yéndonos de copas, saliendo de marcha o en la playa tomando el sol. No, eso no es.

Además, que hay responsabilidad, no solo de cara a ti mismo, de hacer algo que te gusta, algo que te llene, de hacer que tu consciencia evolucione y mejore, porque aquí también hemos venido a hacer que nuestra consciencia vaya al siguiente nivel. Y eso requiere muchas veces sufrimiento, sacrificio, etcétera. Pero hay una responsabilidad contigo mismo y una responsabilidad de cara a los que te rodean, porque también tienes responsabilidad de cara a tu mujer, a tu suegra, a tus hijos, o sea, esto es mucho más, digamos, mucho más hondo de lo que puede parecer. Podemos estar hablando de esto horas y horas. No nos queremos enrollar. Pero bueno, continúa.

Álvaro

Yo solamente por cerrar ya este vídeo para no alargarnos más, hay que tener en cuenta muy claro, y creo que quiero que todos lo penséis muy bien y que todos lo analicéis muy bien, y esto es muy importante, nadie os va a salvar, nadie os va a solventar la papeleta, nadie va a venir y os va a decir: “No te preocupes, chaval, que estás fatal. Yo te soluciono la vida”. No, todos tenemos que tomar acción por nosotros mismos, todos tenemos que tomar nuestra vida, como se suele decir, por los cuernos. Vale, y tomar acción y es la única manera en que podemos salir.

Que igual donde estamos ahora mismo decimos: “Me cuesta mucho, es muy duro, no sé si voy a ser capaz de hacerlo”. Por supuesto que vas a ser capaz de hacerlo, eso y muchísimo más, y dentro de dos años dirás: “La mejor decisión de mi vida que he tomado fue salir de esa esclavitud que tenía y poder tener la libertad que tengo ahora”.

Paco

Lo importante, yo creo también, es no tener arrepentimiento. No, el arrepentimiento es una sensación tan, tan, tan dura, mucho más duro que el miedo, realmente, mucho más duro, porque ese ya no tiene ningún tipo de remedio. Entonces, yo tengo un amigo que siempre dice, mi amigo Carlos, que dice una frase que es, eh, buenísima y es: “Todo lo bueno, todo lo que merece la pena, está más allá del miedo”.

Y nuestra consciencia ha venido a este mundo tridimensional a experimentar, a evolucionar. Eh, no ha venido a estar todo el día tirado a la bartola, ha venido a hacer cosas y a superar miedos. Y todo lo bueno está realmente más allá del miedo.

Puedo dar fe de que eso es así, yo realmente no he logrado prosperar en la vida hasta que no me he enfrentado a mis miedos. Yo creo que tú eres un ejemplo brutal. La gente que no conozca a Álvaro y su vida, puede echar un vistazo a los vídeos anteriores donde habla, les cuenta su vida y lo que tuvo que hacer, vale. Entonces, todo se trata del miedo y qué hace la sociedad a través del miedo, siempre, siempre, siempre evitar que hagamos lo que tenemos que hacer.

Así que bueno, tener eso en cuenta, yo sé que no son realmente consejos que sean fáciles de implementar. Podíamos estar hablando por horas y horas de este tema, pero que sepáis que, si lo intentáis, al final, casi nunca, casi nunca pasa nada.

Así que muchas gracias Álvaro.

Álvaro

Un placer y tomar acción porque en el futuro no os arrepentiréis.

Paco

Venga, un abrazo chicos, chao.

Espero que os haya gustado el video, y para todos aquellos que queráis aprender más sobre el mundo de Amazon, os animo a que echéis un vistazo a mis cursos, sin más que decir ¡Muchas gracias y hasta la próxima!

Recent Posts

Masterclass exclusiva de 15 minutos

Descubre el paso a paso que han seguido más +13.000 alumnos para facturar 20.000€/$ al mes aunque no tengas producto o experiencia previa