Duplica tus ventas en Amazon con esta Estrategia fotográfica

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

INTRODUCCIÓN

Descubre cómo la estrategia del Pixel Muerto puede transformar tus ventas en Amazon llevándolas a nuevas alturas. En este vídeo, te revelamos una técnica fotográfica sorprendentemente simple que captura la atención de los compradores y destaca tus productos. Aprende paso a paso cómo implementar esta táctica y observa cómo tus ventas se disparan. No te pierdas este consejo exclusivo que podría cambiar el juego para tu negocio en Amazon. ¡Dale a tu marca la ventaja que necesita hoy!

 

 

TRANSCRIPCIÓN

Paco

Hola a todos. Bienvenidos a un nuevo vídeo de Libertad Virtual. Soy Paco, soy vendedor de Amazon, y hoy estamos en Punta Cana junto con mi amigo Álvaro para compartir con vosotros un vídeo absolutamente crucial para la venta en Amazon.

Álvaro es amigo y vendedor de Amazon. Este año va a facturar aproximadamente 1 millón de euros y vamos a hablar sobre las fotografías de nuestros listados dentro de Amazon.

 Ya sabéis que para tener éxito dentro de Amazon con nuestros productos hay dos puntos principales a tener en cuenta: las fotografías y los títulos.

Y hoy vamos a hablar de las fotos y cómo podemos hacer para que sean top. Lo mejor que se puede hacer. Quedaos hasta el final porque Álvaro va a compartir con nosotros una pepita de oro absolutamente increíble, buenísima, que no la vais a oír absolutamente en ningún sitio, ni en los canales más mega profesionales de Amazon, ni con los americanos tampoco, y os va a encantar. Así que Álvaro, bienvenido, empieza a compartir esa sabiduría que tienes con nosotros.

Álvaro

Muchas gracias a todos. Un placer estar aquí con todos vosotros en este entorno tan privilegiado. Bueno, vamos a partir primero de una premisa muy importante para que todos seamos conscientes. Y es que aproximadamente el 90% de la gente que vende en Amazon no sabe vender en Amazon y, por lo tanto, las fotos que tiene son lamentables o muy lamentables.

Es decir, si vosotros metéis en la competencia, os dais cuenta de que la gente no tiene siete fotografías, que muchas fotografías realmente es que dan pena y realmente no te dan ganas de comprar productos simplemente viendo la fotografía, por muy bueno que sea.

Pero esto, ¿qué quiere decir? Que cuando nosotros hacemos unas fotografías que son, digamos, prácticamente perfectas, no diferenciamos tanto de nuestra competencia, que nuestra conversión en ventas es espectacular. Por lo tanto, darle mucho cariño a las fotografías, tomarlas como algo muy, pero que muy importante a la hora de hacer un listing, porque es la manera en la que nosotros vamos a convencer a nuestro cliente para que compre el producto, es decir, la gente va a tomar decisión de compra, su decisión de compra, la va a tomar en base a la fotografía, no en base a lo que lea en el título, porque no lo va a leer, no en base a lo que lean los bullet points, porque no lo va a leer, sino que en base a las siete fotografías, la gente va a tomar las siete fotografías, las va a leer y las va a ver y va a decir, me convence el producto, me gusta.

Paco

Es importante decir que, para el cliente, lo más importante es la fotografía para la conversión y para Amazon lo más importante es el título, porque es realmente donde le vas a dar las palabras clave que va a utilizar para posicionar tu producto de las búsquedas que hacen los clientes.

Entonces, acordaos siempre, las fotografías de cara al cliente, que es lo que prima en la conversión y hace que, bueno, pues los clientes compren.

Álvaro

Claro, yo para hacer unas fotografías, tengo que conocer a mi cliente, es decir, tengo que saber qué busca mi cliente, qué dudas tiene mi cliente y qué preguntas se va a hacer mi cliente cuando entre a ver mi producto. Cuando entre a ver mi producto, daros cuenta que un cliente no sabe nada sobre mi producto, no tiene ni idea y, por tanto, va a tener muchas dudas en mi cabeza, ¿vale? Y aquí podemos hacer las cosas de dos maneras: podemos hacer las cosas mal, que es pensar, vale, me voy a poner en la piel del cliente y voy a decir qué creo que el cliente va a pensar, va a necesitar, va a querer. Y entonces, en base a lo que yo creo, hago las fotografías. Bueno, eso es un desastre, eso es un auténtico desastre porque yo no soy el cliente de ese producto, yo no conozco a los 300 millones de clientes que hay o a los X miles de clientes que pueden comprar mi producto. Por lo tanto, tomar una decisión de este tipo en base a mi opinión personal es un auténtico fracaso.

¿Cómo lo voy a hacer? Pues muy sencillo, en base a las reviews de mi competencia. Yo tengo una información valiosísima que son las reviews de mi competencia, es decir, clientes reales que han comprado el producto que yo quiero vender, han comprado los productos de mi competencia. Y ¿qué han hecho? Han puesto reseñas, han puesto opiniones sobre qué les parece el producto, qué les gusta, qué es lo que no les gusta, cómo lo mejorarían, qué echan de menos, etcétera.

Entonces, en base a todas esas reviews que yo tengo, la competencia puedo saber exactamente qué necesita el cliente. ¿Qué busca el cliente? ¿Qué dudas tiene el cliente sobre los productos? Y, por lo tanto, puedo hacer unas fotografías orientadas perfectamente al cliente.

Y, además, da igual; puedes encontrar 30.000 reviews en tu competencia, 40.000 reviews en tu competencia, da igual, cuando tú las agrupas y haces, digamos, un resumen de esas 30.000 reviews. Te darás cuenta de que todos hablan de cuatro a seis puntos principales, pero no más, ¿vale? Pero no más. Y esos son los que nosotros tenemos que poner en las reviews, para qué, para poder convencer al comprador de que nuestro producto es el mejor y que lo compre.

Por lo tanto, yo lo que tengo que hacer es, me voy de mi competencia, y tenemos herramientas maravillosas como, por ejemplo, ChatGPT, yo me puedo bajar todas las reviews, por ejemplo, en un PDF, y pasárselas. Herramientas como ChatGPT o como ChatPDF que son capaces de interactuar, son capaces de leer PDFs, y, por lo tanto, tú le puedes preguntar: “Oye, dime los cuatro puntos negativos más importantes de mis competidores”, y, te hacen un resumen en un minuto. Ya ahí tienes exactamente qué mensajes tú tienes que indicar en tus fotografías para poder convencer a tu cliente de que compre tu producto.

Todas las fotografías, excepto la foto principal, que luego hablaremos de ella, pero todas las fotografías tienen que tener un mensaje claro. Tienen que tener una infografía, es decir, no vale de nada si yo vendo, por ejemplo, botellas de agua, poner la botella de agua encima de una mesa y ya está. No tengo que poner algún mensaje, es decir, ¿qué quiero transmitir? Vale, quiero transmitir que la botella es de acero inoxidable, quiero transmitir las medidas de la botella, quiero transmitir que la botella me sirve para ir de acampada, de camping, para bucear, para esquiar, para todo, es decir, yo todas las fotos tienen que tener un mensaje, un mensaje muy corto y muy directo que, aunque el cliente no quiera leerlo, no quiera leer ese mensaje, no quiera leer, digamos, esa transmisión de conocimiento que nosotros estamos intentando proporcionarle, en cuanto vea la foto es un mensaje tan directo y tan claro que lo va a leer y se va a quedar con él y por lo tanto poco a poco vamos a ir al cliente a lo largo de las siete fotografías, vamos a ir resolviéndole todas las dudas que él tiene en su cabeza y vamos a ir nosotros intentando poco a poco convencerle de que nuestro producto es el mejor de manera que cuando llegue a la séptima foto o a la sexta donde se quede él diga “Pumba, lo tengo super claro, es el producto que yo estoy buscando”, ¿por qué? Porque ha resuelto todas mis dudas y exactamente es lo que estoy buscando y me compra el producto.

Si no ponemos ningún tipo de mensaje y no pones ninguna fotografía la persona verá el producto, pero no sabe nada más de él, por lo tanto, cuando alguien no sabe nada sobre el producto lo más normal que es ¿qué va a hacer? Irse al de la competencia.

Por lo tanto, todas las fotos, hemos dicho siempre, siete fotografías, por supuesto, las siete fotografías en calidad profesional, perfectamente hechas. Hoy en día, ya casi todo el mundo hace renderizado en Amazon, olvidemos lo que es la fotografía tradicional, ¿vale? Por lo tanto, siete fotografías muy bien hechas, cada una con un mensaje muy directo. Esos mensajes los tengo que sacar a través de las reviews de mi competencia, que yo puedo hacer resúmenes fabulosos, muy rápidamente con ChatGPT, o con ChatPDF, por ejemplo, y en base a eso yo hago unas fotografías con esos mensajes, unas fotos muy profesionales, muy bien hechas de producto que se vea un producto de muy buena calidad y voy a dar un salto cualitativo total con respecto a mis competidores, porque veréis que cuando analizas a vuestros competidores el 90% tiene unas fotografías bastante, bastante lamentables.

¿Qué es lo que no hay que hacer nunca? Primero, utilizar fotos de nuestro proveedor, de si compramos en Alibaba, no te pasa nada, yo te paso las fotos de Alibaba, eso es una porquería.

Paco

O lo puedes hacer para crear el listing en primera instancia si quieres, para conseguir el FNSKU. Pero obviamente no tiene piernas para vender.

Álvaro

Tampoco podemos hacer fotos en nuestra casa, vale, me he encontrado con gente que le pone un cartón blanco por debajo, un cartón blanco por detrás, mete el producto y le hace una foto con el móvil y sube a Amazon, eso no vende, eso es una auténtica porquería, vale, por lo tanto, fotos muy pero que muy profesionales, vale, super importante, por favor, porque yo le insisto muchísimo siempre que hablamos en los webinars, insistimos en las mentorías que las fotos son fundamentales y aun así siempre muchas veces me encuentro gente que me dice “es que no vendo mi producto” y cuando analizo sus productos la gente, yo digo “bueno, has vendido alguno” es que me extrañaría que vendieras uno porque con estas fotos es imposible vender.

Paco

Sí, yo creo que se ha heredado un poquito la mentalidad antigua de cuando se vendían cosas de segunda mano en eBay, se ponía cualquier cosita, cuando vas a Wallapop en España, para los que no lo conozcan, es una página donde vendes pues cositas de segunda mano, milanuncios, ese tipo de páginas web donde cualquier cosa funciona, no coro, pero claro, los productos son tan baratos que es que la gente prácticamente no le importa.

Pero esto es otra cosa. Aquí estamos vendiendo productos nuevos y aquí queremos venderlos a precio retail, a precio normal.

Álvaro

A precio normal. Y encima queremos ser el mejor de la categoría, hacerlo lo mejor posible, vale. Por lo tanto, cuando hacemos las cosas muy bien, nos vamos a quitar muchísimos competidores. Es increíble porque cuando la gente se lo cuentas, nunca la gente se lo cree, pero, si nosotros lo hacemos bien, ostras, tenemos una ventaja competitiva bestial.

Y vamos a ese tip que hemos comentado antes, vamos a llamarla la teoría del Pixel muerto, vale. Y qué conseguimos nosotros en la teoría del pixel muerto, lo que conseguimos es un aumento del número de clicks en nuestro producto, lo que conseguimos es que cuando alguien busque el producto, vale, y aparecemos 30 personas en primera página, la gente se fije más en nuestro producto y le haga clic a nuestro producto, lo cual, nuestra prioridad de compra es muchísimo mayor, o de venta, perdón, es muchísimo mayor que de nuestro producto en vez de a la competencia. Y eso, qué significa, significa que tenemos que trabajar con la fotografía principal, es decir, todos sabemos que la fotografía principal, según los términos y condiciones de Amazon, tiene que ser una, fondo, una foto en la mayor parte de los casos con el fondo blanco solamente, el producto y poco más, pero bueno, podemos estirar un pelín, sin pasarnos, vale, torcer la realidad un poquito para, para nuestro bien.

Y, por ejemplo, deberíamos de poner en la foto principal, la principal palabra clave de nuestro producto, por ejemplo, un cubo de basura, pues yo tengo poner la foto principal y en algún sitio de la foto principal tengo que poner “cubo de basura” para qué, cuál es la teoría de poner cubo de basura, la teoría es que a la gente no le dejes pensar qué es lo que significa, es decir, que la gente está buscando un cubo de basura. Le enseñas un cubo de basura y encima le estás diciendo que es un cubo de basura, parece que es algo muy simple, vale, que parece irreal, pero hay muchos estudios que dicen que mentalmente es como funcionamos y que por lo tanto cuanto menos hagamos pensar al cliente de que eso es un cubo de basura. Aunque haya buscado cubo de basura, da igual, vale, pero ahora estemos diciendo el producto ya.

Y esto, las pruebas que se han hecho, muchas veces hemos conseguido multiplicar por dos o por tres el porcentaje de clicks en nuestro anuncio, lo cual, es una auténtica barbaridad.

Y dónde podemos poner esa palabra clave, esa palabra principal de cubo de basura. Pues bueno, tenemos que buscar huecos en el producto donde no haya nada. Por ejemplo, si nosotros vendemos un producto que tiene una caja y mostramos la caja en el producto, seguramente esa caja tenga partes en blanco. Pues en esa parte de blanco a nuestro editor le decimos “ponnos aquí cubo de basura” que se vea clarito.

Si vendemos un bote, seguramente el bote. Pues el bote tenga un tapón por arriba, no un poquito grande y podamos poner, pues ahí cubo de basura, vale, es decir, tenemos que intentar buscar dentro de lo que es la foto del propio producto, no fuera, en lo blanco que queda fuera, no, sino el propio producto intentar buscar el pixel muerto, es decir, zonas muertas del producto donde no hay nada para intentar nosotros embeber ahí esa palabra clave.

Y adicionalmente hay otra serie de productos que nos pueden dar una serie de ventajas también para poner cierta información que también puede ser interesante.

Por ejemplo, si nosotros vendemos un producto en el que el ejemplo más típico no que son pastillas y esas pastillas me van a dar para 90 días. Pues en vez de ponernos el listing podemos poner, yo que sé, por ejemplo, una etiqueta colgando simulada, vale, en forma de renderizado, muy buena idea, que ponga 90 días. Por qué, porque que a la persona que lo va a comprar ya sabe que le va a durar 90 días, dice ostras para 90 días me lo compro. Por qué, porque nadie más lo va a haber puesto en el listing.

Paco

Sí, con eso, con eso de la etiqueta, hay que tener cuidado. Hay que hacerlo, hay que hacerlo muy bien, porque tienes que hacerla parte, como si fuera parte de la imagen principal del producto, porque si, de repente, pones un redondelito arriba, a la izquierda, en una esquina, en el fondo blanco, y pones, la palabra clave, pones lo que quieras, con el tiempo, eso te va a dar problemas, y os lo puedo decir porque me ha ocurrido a mí. Lo he intentado muchas veces y, al final, la Inteligencia artificial de Amazon, que analiza todos los productos y todas las imágenes, te va a pegar un toque y te va a decir, “suppress”.

Es decir, suspendido de las búsquedas de Amazon hasta que no cambies la imagen principal. Te vas a dar un susto morrocotudo, no es grave, pero en ese momento, lo que tienes que hacer es cambiar la foto. Lo podéis hacer de todas maneras hasta que Amazon digamos que lo suspenda. Pero no es lo ideal. Lo ideal es hacer lo que dice Álvaro, que es bueno. Pues, a lo mejor, una etiquetita, pero que venga desde el producto y que forme parte de tal manera que la Inteligencia artificial no se dé cuenta de que eso realmente, pues, no es parte del producto.

Álvaro

Con esto, aumentamos el número de clicks. Si aumentamos el número de clicks, pues estadísticamente, aumentaremos el número de ventas, sí o sí.

Paco

Y bueno, el CTR, básicamente.

Álvaro

Efectivamente, que también es una variable super importante para Amazon.

Paco

Muy importante. Perfecto. Álvaro, pues, muchísimas gracias. Yo creo que son unos tips buenísimos para la gente que está empezando y también para la gente que ya está vendiendo dentro de Amazon. Porque esa última es bastante Pro. Así que muchas gracias por todo. Nos vemos en el siguiente vídeo.

Álvaro

Muy bien, un saludo.

Paco

Gracias, chao.

Espero que os haya gustado el video, y para todos aquellos que queráis aprender más sobre el mundo de Amazon, os animo a que echéis un vistazo a mis cursos, sin más que decir ¡Muchas gracias y hasta la próxima!

Masterclass exclusiva de 15 minutos

Descubre el paso a paso que han seguido más +13.000 alumnos para facturar 20.000€/$ al mes aunque no tengas producto o experiencia previa